Comida
Servicio
Ambiente

Pedimos chateaubriand , el de mi esposa estuvo bien, el mi imposible de masticar, me trajeron un “mero” envuelto en papel aluminio, comí menos de la mitad y el resto lo pedí para llevarlo y regalarlo a un pobre. En la noche, entre 7.15 a 8.15 pm pareció un bar. El precio contra calidad, espectacularmente caro. Espero que les sirva y no se desilusionen con un restaurante que fue ícono de la ciudad.

Comida
Servicio
Ambiente
Ver más comentarios (169)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×