Comida
Servicio
Ambiente

Buscando por la ciudad de Caracas un nuevo sitio para comer, me topé con este restaurant por mera casualidad, al entrar la recepción fue muy cálida y sobre todo al ver la carta noté que los precios son accesibles, ordené ración de tequeños (espectacular), una brusqueta de chistorra con queso de cabra (muy buena) y un carpaccio de lomito (mejor de lo que esperaba), la atención un poco fría al principio pero luego de ordenar los platos cambió considerablemente, el local estaba lleno, tuvimos que esperar por una mesa y la colocaron exclusivamente para nosotros, fuera del área de los comensales, por lo que muchos se podrían considerar como excluidos, pero como todo es cuestión de perspectiva, le dí el enfoque de exclusividad, nos sentimos realmente especiales, noté que ponen especial cuidado a su gastronomía y a la forma de presentar los platos, al mismo tiempo que el esmero se enfoca en el sabor, muy bien logrado por cierto. Terraza al aire libre, pero techada, la parte interna no es muy cómoda por lo que recomiendo sentarse fuera. Muy bien decorado, ambiente excelente, super tranquilo para compartir en familia o en plan íntimo. Gran variedad de bebidas no alcohólicas, cocteles, cervezas, refrescos y batidos, inclusive varios detox como para el cuidado de la salud. Acorde con la tecnología, te traen cargador de móviles a tu mesa. Recomendado ampliamente, seguramente lo volveré a visitar.

Comida
Servicio
Ambiente
Ver más comentarios (92)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×