Comida
Servicio
Ambiente

Vamos a la pastelería Edelvays desde hace unos 12 años. Todas las semanas desayunamos o merendamos ahí. Los pasteles de hojaldre de ricota, ricota con espinaca, carne o pollo son mi debilidad. La pizza es muy buena también. El croissant simple... A veces compramos pasta seca para tomar el café. Pero al menos una vez por semana, nos llevamos dulcitos. Tienen una muy buena crema pastelera. Las tortas y los dulces son una delicia. La milhoja y el profiterol son sus fuertes. Hasta ahora, no he probado el primer producto que salga de sus hornos y no me guste. Los precios son solidarios, si se comparan con otras pastelerías. El ambiente es relativamente tranquilo. El espacio es pequeño, pocas mesas. Hay seguridad, a veces hay más guardias que gente. En las mañanas y al final de la tarde está bastante concurrida. Puntos menos: La situación actual los ha llevado a utilizar algunos ingredientes de menor calidad. El café es regular y el servicio es un poco loco. Yo la llamo la pastelería nazi, como aquel episodio de la sopa de Seinfeld. La mayoría de las señoras actúan como dementes. El producto es tan bueno que uno asume esa locura como un valor agregado. Cuando hay clases en el colegio de al lado, se vuelve un gallinero con las maestras chismeando y tomando café. Por lo general, el punto de venta está malo y NO aceptan tarjetas de crédito. También tienen un límite mínimo para pasar las tarjetas. Es recomendable ir con suficiente efectivo. Hacen de todo como para que te vayas. Es una cosa de locos. Yo tengo doce años diciendo que no vuelvo a esa pastelería y aquí estoy recomendándola.

Comida
Servicio
Ambiente
  • Dulcitos: Tartaleta de fresa, ensaimada y torta de chocolate.
Ver más comentarios (6)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×