Comida
Servicio
Ambiente

El procedimiento para ir a 1956 es sencillo, hay que buscarlos en Instagram, y darle click a su link de WhatsApp, para coordinar un horario de reservación ya sea en el día o en la noche, para terminar de reservar hay que transferir en bolívares el equivalente a 5$ por cada una de las personas que va a ir, este monto es para cubrir el costo de la entrada del teleférico. Una vez que llegues al teleférico hay un sitio cerrado con vigilancia para estacionar para personas que van al restaurante, de ahí te va a acompañar una persona hasta la entrada del teleférico (sin hacer la cola) y te pasará directamente a la cabina para subir, una vez arriba otra persona te estará esperando y te llevará directamente al restaurante, es decir, un trato exclusivo con una sensación de vip, por no usar otra palabra con implicaciones más directas con la electricidad El ambiente es lo mejor, la vista a Caracas (preferiblemente de noche) arropa y contiene todo el rato que puedes estar pasando ahí con la chimenea, el frio y los postes con fuegos para mantenerte en calor. El menú es bastante sencillo y con precios acordes a la experiencia Nosotros pedimos un tartar de atún de entrada (17$) dos hamburguesas (22$ cada una) una ración de papas con queso y tocineta (10$) una margarita de mora (8$) y un fuego salvaje, que es un trago a base de ron y ají (7$) La comida es bastante mediocre en general, el tartar de atún era una infusión de aceite de ajonjolí sin texturas La hamburguesa era insípida, y mal construída (se deshacía al agarrarla) Y las papas eran bastante nulas (y es muy difícil que papás+queso+tocineta no queden bien) Los tragos en cambio si estaban bastante buenos. Pero me imagino que nadie va para este sitio por la comida, sino por la experiencia a bajo costo de privilegio caraqueño y es que bajar de noche solo en el teleférico con la vista, vale la pena toda la experiencia. Mi recomendación, no vayan a comer, vayan a tomar y a picar una que otra cosa, disfruten la vista y no se dejen llevar por la pretensión. Ah, y tomen en cuenta que a pesar que la cuenta de los platos suma 86 dólares aproximadamente, la cuenta final en la factura dió 107, porque agregan al final el IVA y el 10%.

Comida
Servicio
Ambiente
  • hamburguesa
Ver más comentarios (38)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×